Todo lo contrario: Mesa cuadrada sobre periodismo cultural

Mi tesis (una de las tantas que trato en mi trabajo): el periodismo cultural es un embole, y los periodistas hacemos(?) todo lo posible para alejar al público, aburriéndolo con temas que poco importan o están muy mal encarados.

Curiosamente, me invitaron para discutir el tema en el programa "Dosmil30" de radio El Espectador, junto a Silvana Tanzi y Nicolás Batalla (también estaban en la mesa Fernando Marichal, Alejandro Acle y Edmundo Canalda, conductor del programa).
Creo que en esta entrevista terminamos haciendo justamente eso, hablando para unos pocos.

Terminé generando lo que tanto criticaba (o esa fue la sensación que me quedó). Corrimos el riesgo de por momentos hacer lo mismo de lo que tanto nos quejábamos: hablamos para nosotros, cosas complejas para pocos. Un domingo a las 10 de la mañana (pensé en el chiste de Les Luthiers, donde anunciaban un programa llamado "cultura para todos" que salía a las 3 de la mañana).

La mesa redonda iba a tratarse sobre la importancia del periodismo cultural en uruguay. Pero, ¿fue así?
Click aquí para escuchar el programa.
Una hora hablando de periodismo cultural, sembrando más impresiciones que las del comienzo. Eso es bueno... ¿? Aparentemente sí.
Yo qué sé... siempre está bueno debatir sobre el tema, lo poco que llega al enorme público potencial que tiene, la importancia que tiene y lo maravilloso que podría ser. Pienso que es doblemente importante ahora que escucho de fondo la tele emitiendo la basura pornográfica y agresiva que ya es reinante en todos lados.
No sé si vale la pena aclarar cómo llegué a participar de esa mesa redonda, pero me gustó la metáfora: Edmundo Canalda, además de conducir este programa, es el director de la Editorial Fin de Siglo, donde yo había llevado mi tesis para publicar. Él me llamó para decirme que mi tesis no era lo suficientemente vendible como para publicarse. Pero que el tema era muy interesante y le había gustado mucho, por lo que quería invitarme a su programa para difundirlo y discutirlo. 

En fin: interesante, "muy buen trabajo" (según él), importantísima su difusión y debate, pero no me la iba a publicar porque no se la vendía ni a mi abuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario