Bio


Mucho gusto.
Encantado.
No, por favor.
Adelante.
Pase Ud.
No, no... después de Ud.
Me presento:

Por si le interesa (supongo que sí, ya que llegó hasta acá), soy Martín Eduardo Fernández Yurcho Giordano Tomás Pavon Rodríguez Rossi Ramos. Suelen decirme Tincho o Yurchos (entre otros alias un poco más comprometedores). Nací en 1985 en Montevideo, Uruguay. Tengo una licenciatura en comunicación social y un título de profesor de música, entre otras credenciales y papelitos formales de esos que uno tiene que lucir en una entrevista laboral o presentarse en Lord of the rings. Intento hacer cosas en ese espectro de lo que estudié, más o menos, aunque estudié bastante más que eso; pero intento sobre todo volcarme a la realización de proyectos musicales, educativos, sociales, políticos, escritos y en lo posible laburar viajando (o viajar laburando), como sea. Principalmente con amigos o gente que vaya en esa. Últimamente estoy dando clases de música, dirigiendo coros, tocando en donde cuadre y haciendo música en distintos colectivos de circo. También escribo eventualmente. Y trabajo de escribir. Ayudé a unos grandes amigos pasándola divino escribiendo humor en el sitio Miravo.uy. Antes trabajé durante siete años en internet con amigos de toda la vida como director editorial en Crovat (empresa de la que formé parte desde su creación hasta que crecimos tanto (pasó a ser Batanga y luego Vix.com) que decidí tomarme una distancia para reflexionar un poco (y viajar, claro)). Hice de todo un poco en el ámbito de la música, la educación, la comunicación, escribiendo, tocando, cantando y otros gerundios. Con un alto amigo me fui por Europa a tocar. Y un año antes trabajé como asistente de lengua española en el Lycée Maurice Ravel, en París, donde además dirigí el club de música de estudiantes "Rock & Ravel". También anduve tocando en distintos sitios en París para aprovechar, obvio, formando un dúo con un gran amigo y luego otras bandas. Además, con unos amigos hacemos música para cortos y documentales, con otros tocamos en distintos sitios y con muchos amigos salen otras cosas. Y voy sumando alguna que otra experiencia laboral, de a ratos.

Borro y reescribo todo el tiempo todo. Incluso esta especie de bío.

El resto es intransmisible por esta vía, aunque hay bastantes rastros en la web de lo que hago o digo que pienso (es cuestión de googlear un poco y sale); aunque a mi juicio esos tampoco llegan a transmitir algo más definido. Si quiere le cuento más en detalle después.